close
93 209 97 17
Presupuesto
  • Español
  • Català
  • English

¿Cómo instalar una alarma manteniendo un buen diseño de interiores?

3 julio, 2019 · Blog · Etiquetas:

Con la llegada de los meses de verano, las alarmas para casa se han convertido en una prioridad. Los días de vacaciones son un paraíso para ladrones, que aprovechan que las vivienda están vacías para robar a su antojo. De este modo, muchos son los que se decantan por instalar sistemas de seguridad para el hogar. Pero, ¿cómo puedes disponer de una alarma y no romper con la estética de tu hogar?

¿Hay alarmas para casa estéticas?

Quien se haya planteado añadir un punto más de seguridad en su hogar, el primer paso es comparar alarmas para casa.

En el mercado, hay una gran variedad de gamas a diferentes precios, siendo las alarmas de Prosegur y las de Securitas Direct las más demandadas.

Para ello, la mejor opción es consultar con un profesional que te guíe y analice la distribución para determinar la ubicación ideal. Por supuesto, es normal que se quiera instalar sin realizar ninguna reforma. Bastante tiempo has invertido ya en dejar todo a tu gusto para que una alarma en el hogar revolucione el tono decorativo.

¿Qué precio tienen las alarmas para casa?

La composición de las alarmas para casa suele contar con un panel de control (el dispositivo que conecta con la Central Receptora de Alarmas), una sirena, unos detectores y sensores y algún otro elemento extra como una cámara de videovigilancia.

El precio de su instalación suele rondar los 50-200 euros, dependiendo del modelo, más unos 30-40 euros de cuota mensual. En total, la inversión suele salir por 500 euros al año. Dicho esto, ¿las alarmas para casa más caras son más armónicas estéticamente hablando?

En el mercado, sí que existen alarmas decorativas para las viviendas. Una de las alarmas para vivienda que sobresale por encima del resto por este valor es la Myfox Home Alarm, un router con una moderna tecnología capaz de anticipar los robos. Con un diseño minimalista, su precio ronda los 160 euros.

Consejos para tener alarmas en casa y no romper con la armonía decorativa

Si por el contrario te decantas por alguna otra, ten en cuenta estos consejos decorativos para que las alarmas para hogar conjuguen con esa armonía estética:

Unas alarmas para casa sin reformas

Es normal que solo quieras hacer las obras mínimas para instalar las alarmas para casa. Por ello, es fundamental estudiar con el instalador un esquema de la vivienda para ver por dónde puede ir el sistema de cableado. Para evitar problemas, las mejores del mercado en términos de decoración son las alarmas inalámbricas.

Las alarmas para casa: en blanco o en negro

El blanco y el negro son colores neutros que se pueden combinar con facilidad con el resto de elemento decorativos que componen el salón, la habitación etc.

Una alarma para casa en blanco – la más habitual- creará ese ambiente fresco y limpio que quizás buscas. Por otro lado, una en negro es genial si deseas generar contrastes o si el espacio está bien iluminado.

Los materiales de las alarmas para casa, resistentes

Para aportar toda la seguridad posible, las alarmas para hogar están diseñadas con materiales resistentes y difíciles de romper por los ladrones –láminas de acero, entre otros-, pero muy poco estéticos.

Así, si tu hogar se caracteriza por un estilo nórdico, siempre puedes colocarla cerca de la puerta y recubrirla con una cobertura de madera. De este modo, tendrá ese carácter más otoñal. Por otro lado, si la estética está más ligada a un estilo japonés y minimalista, siempre se puede añadir una funda con motivos orientales.

En las alturas, lo mejor para estos sistemas de seguridad

En el caso de que se pueda, una opción buena es ubicar la alarma para casa en las alturas.

Como ya se ha comentado, las escasas propiedades estéticas de las alarmas, en la que no se puede jugar con muchas texturas y colores, hacen que sea mejor tenerlas en lo más alto de la pared, alejadas de estanterías o de cualquier otro objetivo decorativo. En otras palabras, estos completos sistemas de seguridad tienen que pasar desapercibidos a los ojos de quienes viven o visitan la casa.